Cultura de Evaluación en la UPEL

Galería

Audio del escrito: Cultura de Evaluación en la UPEL

A manera de introducción

El siguiente escrito resume los planteamientos realizados por el  Dr. Antonio Fuguet y la Dra. Milagros Bolseguien un artículo titulado: CULTURA DE EVALUACIÓN: UNA APROXIMACIÓN CONCEPTUAL

Partiendo de la afirmación de que  la concepción de evaluación interacciona todos los procesos en el contexto educativo o la “concepción de evaluación interacciona  todo proceso contenido en el contexto educativo” 

Es necesario, conocer cuál es la cultura de evaluación. En este caso el artículo, permite describir cual es la cultura de evaluación, que se tiene en la Universidad pedagógica Experimental Libertador – UPEL-.

Se inició el artículo mencionado, con  “la UNESCO plantea la necesidad de que exista pertinencia entre lo que hacen las universidades y las exigencias de la sociedad” (Fuguet). Lo cual debe ser fomentado desde la universidad, permitiendo la libertad de pensamiento.

Esto se confirma con la cita  de Vásquez: “Muchos opinan que esta renovación debe gestarse desde la universidad de acuerdo con la normativa vigente; advirtiendo, además que ésta no se someta a los avatares del Estado, por cuanto desvirtuaría su papel de centro de investigación, de formación, del saber, no sólo universal sino del propio país (Vásquez, 2001)”. A pesar de la tesis Estado Evaluador (Brunner, 1994,1997) la cual, plantea el papel que debe cumplir en su relación con las instituciones de educación superior.

Para poderse generar la libertad de pensamiento, de investigación y de autoformación del estudiante de la carrera docente es necesaria  la evaluación (OJO NO CALIFICACIÓN).

Por eso, Fuguet, afirma que “en distintas fuentes y publicaciones se asevera que la evaluación es un elemento clave en la toma de decisiones que han de propiciar la mejora de una institución o programa evaluado, contribuyendo así en su transformación”.

El autor mencionado, considera que la “Cuarta generación de la evaluación enfatiza, los aspectos neurálgicos que pueden constituir una agenda de negociación que  genere un espacio propicio para el aprendizaje colectivo- organizacional, focalizado en los intereses del individuo y la sociedad”

Es importante recordar que la Cuarta generación de la evaluación, según Guba y Lincoln  exige que la evaluación sirva para mejorar la enseñanza. Por lo tanto, requiere  del profesorado el reconocimiento de otras posiciones, además de la suya. El reconocimiento, de que existen cosmovisiones distintas. Lo cual,  es muy difícil, para los profesores en el Nivel Superior. Pues, pierden, de cierta manera el poder que les da la calificación.

Lo anterior, se sustentar en la cita de Fuguet “de acuerdo con L´Ecuyer (1997), en América Latina ha predominado una evaluación de corte tecnicista y controlador, centrada en la medición. Por eso, “en muchos países latinoamericanos esta visión de la evaluación truncó una apertura hacia la discusión y profundización teórica” y diría que afecta significativamente los procesos de investigación de los estudiantes de la Carrera docente.

La UNESCO (1996, 1998) propone la necesidad de fomentar una cultura de evaluación en las Institutos de Educación Superior -IES-, donde se promueva la calidad, la evaluación y la acreditación, a través de la autoevaluación, autorregulación y acreditación estatal.

Una pregunta obligada en este momento es ¿están las autoridades universitarias de acuerdo?, ¿están los profesores dispuestos, a  realizar una evaluación que fomente el aprendizaje del estudiante?

 Fuguet indica que “aún cuando la UNESCO propone la necesidad de fomentar una cultura de la evaluación en las IES, así también lo hacen algunos investigadores venezolanos (Salcedo 1995; Villarroel y Mejías, 1994; Briceño, 1999 y Ríos, 1999). Aclarando que hasta ahora en la bibliografía consultada no se ha encontrado una conceptualización explícita sobre lo que significa la cultura de evaluación”.

Cultura de Evaluación en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador -UPEL-

Fuguet afirma que “en los institutos que conforman la UPEL tiende a prevalecer un proceso de evaluación de tipo controlador, unidireccional y cuantificable, aun en aquellos con una amplia experiencia en el área de la evaluación, tal y como lo demuestran distintos trabajos referidos a evaluación de los aprendizajes en el campo institucional, de estudios de postgrado, incluso dentro de la función investigación.

Es alarmante que la institución que por excelencia forma profesionales en la carrera docente, no tenga conocimiento de la importancia del proceso de evaluación y que aún mantenga el proceso administrativo de calificar para aprobar o reprobar al estudiante.

 Fuguet muestra los resultados obtenidos por García (2002) sobre Concepciones epistemológicas y profesionales de un grupo de profesores de la UPEL. Entre los resultados encontrados se reporta:

  1.  el predominio de la idea de la evaluación como medición, propia del enfoque tradicional de corte conductista una categoría miscelánea que evidencia la heterogeneidad de ideas que tienen los profesores en cuanto a la evaluación.
  2. el predominio de una praxis docente tradicional (transmisionista) asociada a una concepción del estudiante como receptor pasivo y hacia una evaluación como medición de contenidos adquiridos.  Lo cual resulta lamentable, si el estudiante manifiesta su desacuerdo con el proceso de calificación utilizado por el profesor. El docente con su cuota de poder, intentará reprobarlo en la asignatura.
  3.  en las conclusiones se resaltó la necesidad de que la UPEL se comprometa en la transformación del modelo vigente de evaluación del aprendizaje, para trascender así de un modelo tradicional hacia otro cónsono con las teorías actuales.

Fuguet afirma que “para poder cumplir con su importante misión en la formación docente del país, se hace necesario que la UPEL asuma un cambio de cultura, que deje atrás actitudes controladoras, unidireccionales, tecnicistas y medicionistas”.

Además indica que “este cambio epocal no está exento de la desorientación e incertidumbre propias de una situación de tránsito de un estadio a otro a un modo de pensar distinto, donde se le asigna mayor importancia a las personas y a su cultura y por consiguiente a ciertos aspectos intangibles que se habían soslayado, entre ellos: la libertad, la autorrealización y la renovación ética.

Así que, un cambio de perspectiva en la evaluación, a su vez, pretende advertir un cambio en el comportamiento de las personas. Pues, la evaluación una construcción social, interesa de dos tipos de valores:  valores de carácter universal y valores para el desarrollo humano.

Por lo tanto es necesario, buscar opciones donde desaparezca esta noción exclusiva de emisión de resultados para llegar a un veredicto entre aprobados/aplazados.  (Fuguet,  2006)

Desde la evaluación del aprendizaje, se ha heredado la creencia de que es imprescindible la cuantificación de todo saber a través del uso de los tradicionales exámenes, exposiciones, interrogatorios u otros (Hidalgo y Silva, 2003)

Por consiguiente

 La cultura de evaluación es un concepto multidimensional y complejo. Puede estar conformado por un conjunto de reglas, hábitos, rutinas creencias explícitas y tácitas, estructuras, símbolos, premisas básicas, valores, estrategias, historia, métodos y técnicas que comparte una comunidad en relación con los procesos de evaluación que allí se han desarrollado y se desarrollan. (Fuguet,  2006)

Recomendaciones para los cambios urgentes en la cultura de evaluación plateadas por Antonio Fuguet.

  1. “Formar de manera permanente en evaluación tanto al personal docente como al de los cuadros directivos”.  El personal académico debe asumir la responsabilidad de aprender, comprender y adquirir las competencias necesarias para realizar un proceso de evaluación.
  2. “Concebir la evaluación como un proceso continuo, permanente, contextualizado, flexible, de naturaleza formativa y participativa”.
  3. “Promover la autoevaluación como un ejercicio diario de la actividad del docente, de la cátedra, del departamento y de toda la institución”.
  4. “Desarrollar procesos de evaluación en un contexto de promoción de valores tanto para la convivencia social como para el desarrollo humano”
  5. Tradicionalmente se ha considerado que ser evaluador es un rol inherente a la tarea del docente. Pero, ¿esta realmente preparado?
  6. La evaluación alcanza distintos ámbitos, distintas dimensiones: la evaluación del aprendizaje, la evaluación del docente  la evaluación curricular y la evaluación de la institución como un todo.

Es importante destacar que la evaluación del aprendizaje, remite a la evaluación del docente, la evaluación del programa y a las directrices de una cátedra.  Por lo tanto, si un estudiante es reprobado, el docente, el material están doblemente reprobados.  

A manera de cierre

Frente a este panorama Fuguet indica que “es preciso reconocer la urgencia de un cambio en la visión de la evaluación”.

Así  que, la instancia de la UPEL a cargo de apoyar el proceso de formación continua de su personal académico, deben determinar qué saben sus profesores sobre evaluación, sus habilidades y competencias. Para, apoyar su preparación,  con la creación de cursos, talleres, seminarios que les permita como parafraseando a Fuguet atribuir mayor importancia a la evaluación, como proceso asociado al cambio y a la transformación universitaria no solamente desde  la oralidad, sino también desde las prácticas diarias, desde las acciones que se desarrollan en los Institutos Pedagógicos.

La cultura de evaluación es una creación de la institución. Entonces, vale preguntarse ¿qué dice los preceptos de la institución? ¿quiénes crearon el reglamento de evaluación?, ¿bajo qué concepción de la evaluación?,  ¿Participan evaluadores profesionales?

Referencias

Fuguet Smith, Antonio, Bolseguí, Milagros, Cultura de evaluación: una aproximación conceptual Investigación y Postgrado [en linea] 2006, 21 ( ) : [Fecha de consulta: 26 de marzo de 2017] Disponible en: ISSN 1316-0087

Este articulo resume los aspectos relevantes del trabajo doctoral de la Dra Milagros “Bolseguí, M. (2004). La cultura de evaluación en el Instituto Pedagógico de Caracas: una aproximación conceptual. Tesis doctoral no publicada, Universidad Pedagógica Experimental Libertador, Instituto Pedagógico de Caracas, Caracas”

García, M. (2002). Concepciones epistemológicas y profesionales de un grupo de profesores de la UPEL. Tesis doctoral no publicada, Universidad Pedagógica Experimental Libertador, Instituto Pedagógico de Caracas, Caracas.

Anuncios

4 comentarios en “Cultura de Evaluación en la UPEL

  1. Mercedes Elena Molina de Diaz

    Buen dia Delia.

    Me encanta y disfrute, esta reflexión.

    De alli, que se hace necesaria la revisión de contenido, relacionado a Evaluación, que se esta brindando en la instituciones universitarias, formadoras de docentes.

    Mi eterna pregunta: ¿ Es suficiente, que el futuro docente, solo curse una asignatura, que le brinde conocimientos de evaluación? De alli mi inquietud. La ampliación de contenidos, en la formación de los futuros docentes. Con una asignatura, se pueden considerar evaluador?, Tienen las herramientas para evaluar, como bien dice Fuguet?

    OJO: Aclara y/o revisa. Evaluación del Aprendizaje y Evaluación Educativa. La segunda es amplia, y en su abanico se contempla: al docente, al alumno, el ambiente…….Si yo estoy equivocada, hasmelo saber, esto forma parte de mi crecimiento profesional, jajajaja

    Saludos

    Mercedes Molina

    ________________________________

    Me gusta

    • DeliaRodr

      Gracias Mercedes por compartir tus valiosos conocimientos del tema. Plenamente de acuerdo que en la preparación de los estudiantes en la carrera docente, una o dos asignaturas no le permite adquirir las habilidades, competencias ni conocimientos para la responsabilidad que implica la evaluación. Además, las experiencias como estudiantes al “ser evaluados” no les permite tener vivencias de evaluación sino de calificación.
      Pero, si los formadores de formadores no saben evaluar, entonces es necesario iniciar con ellos este cambio de paradigma en la concepción de evaluación.
      Delia Rodríguez

      Me gusta

  2. yamilethtorres21

    Muy interesante el articulo, pero la UPEL como Institución formadora de docentes en Venezuela a mi juicio, tiene un Reglamento de Evaluación Estudiantil de avanzada, porque la evaluación no es concebida como una calificacion, sino transciende a la formación integral del docente en formacion, que más adelante en su praxis se verá reflejada en una concepción distinta al evaluar. Es importante señalar que la UPEL, esta conformada por 9 institutos, existe comisiones destinada a discutir, intercambiar y dialogar sobre el componente curricular como lo es la evaluacion. Adicionalmente, se ha hecho un esfuerzo titanico en formar a los docentes (ordinarios)en el ambito de la evaluacion con un eje orientador y formador (caso UPEL-IPB).En mi opinión, los planteamientos del autor citado respondieron a un contexto(2002) que aún mucho de conclusiones persisten, pero también mucho se ha avanzado en la cultura de evaluación en nuestra Universidad, que sería importante también mencionarla, porque es más actual y se vive en el día a día.

    Me gusta

    • DeliaRodr

      Saludos Yamileth
      Muchísimas gracias por tu comentario, pues es importante conocer y compartir los saberes y vivencias, para poder tener un acercamiento a la realidad evaluativa.
      Comparto contigo que hay un reglamento válido. Tengo un artículo publicado en HumanArtes.. Revista Electrónica de Ciencias Sociales y Educación
      Año 55,, N° 10, enero – junio 2016, pp:: 44-56
      http://www.revista-humanartes.webnode.es http://revista-humanartes.webnode.es/revista-humanartes/ donde escribo del Reglamento de evaluación de la UPEL conjuntamente con el reglamento de evaluación de otras universidades.
      Puedo contarte, que tuve el privilegio de escuchar a Betsy Fernández con respecto al Reglamento para evaluar por competencias y me parece interesante.
      Tampoco, pongo en duda el esfuerzo por que el ámbito de la evaluación sea importante para cada uno de los 9 institutos que conforman la UPEL. Con respecto, a que la opinión del Dr. Fuguet pertenece al contexto del 2002, si tengo mis discrepancias contigo. Pues, aún se vive experiencias evaluativas enmarcadas en la evaluación tradicional de la medición-calificación, sin ninguna valoración formativa. Sería bueno, que los estudiantes desde lo introspectivo-vivencial, realizaran escritos sobre sus experiencias evaluativas, que nos diera un panorama actual.
      Nuevamente gracias Yamileth.
      Delia Rodríguez

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s